Lance del Granada-Huesca. Foto: LaLiga Smartbank

El Granada volvía a casa para resarcirse de las malas sensaciones dadas en estas últimas jornadas. Como viene siendo habitual, los andaluces esperaban mostrarse mejor en su feudo, con los suyos. En frente, una SD Huesca bien construida que, pese a no tener una gran iniciativa, iba a dar trabajo a los nazaríes gracias a su verticalidad y velocidad.

Los primeros compases no coincidieron mucho con ello. Los de Ziganda tuvieron el dominio y llegaron con asiduidad aprovechando los desajustes defensivos de los granadinos. No obstante, los andaluces volvieron las tornas y se hicieron con la posesión y la participación.

Sin embargo, las ideas no parecían muy claras. No se veía una clara lucidez que pudiera sacar adelante este partido. Rochina aportó su toque de calidad en la mediapunta junto a Bryan, que tuvo su primera titularidad en partido oficial en casa. De lo demás, poco que añadir.

El mismo Rochina que parecía dar destellos de aquel jugador brillante en su primera etapa como nazarí casi también hizo de antagonista con un intento de despeje que casi acabó dentro de la portería de Raúl Fernández, que se esforzó al máximo para sacar el balón prácticamente en la línea.

El Huesca, con un referente claro arriba con Kevin Carlos, se basaba en replegarse y ampliar campo con fugaces contragolpes y muy definitorios. Una baza que iban a aprovechar hasta el pitido final.

Callejón, siempre característico por su empeño y lucha, mandó el balón al travesaño gracias a un disparo directo desde el borde del área. Una falta que podía haber acabado en golazo.

Sin lucidez y peligro

La segunda parte fue en aumento para un Granada que mantuvo la posesión y controló en su mayoría el encuentro. Sin embargo, apenas generó ocasiones (solo tuvo dos tiros a puerta) y no mostró mucha lucidez ante un Huesca que mantuvo sólido.

▷ Leer  Bryan Zaragoza sigue creciendo en el Granada CF

Los oscenses hicieron su juego. Esperaron y, con transiciones rápidas, generaban ocasiones de peligro. La más notable de ellos la tuvo Kanté en los minutos finales con un balón que mandó al larguero tras darle con la testa.

Sin embargo, los de Karanka, que contaron de nuevo con Melendo tras su lesión, llegaban con facilidad, pero no encontraban referencias con las que poder batir el muro aragonés.

La gota que colmó el vaso la provocó Cabaco, que fue expulsado con roja directa tras barrer de una manera fuerte y sin sentido a un contrincante fruto de la desesperación final.

Con este resultado, el Granada CF suma trece puntos y empieza a generar más dudas tras solo conseguir una victoria en los últimos cinco encuentros. Los andaluces, después de todas las jornadas, duermen por primera vez fuera de puestos de ascenso. El próximo rival: la Ponferradina. Sensaciones nada positivas.

Ficha Técnica

Granada CF: Raúl Fernández, Ricard, Víctor Díaz, Cabaco, Quini, Bodiger, Sergio Ruíz, Bryan (Puertas 62’), Uzuni (Molina 71’), Rochina (Melendo 62’), Callejón (Miguel Rubio 90’).

SD Huesca: Andrés Fernández, Ratiu, Pulido, Rubén, Florian (Vilarrasa 73’), Timor (Kante 62’), Sielva (Tomeo 45’), Marc Mateu, Gerard (Soko 62’), Juan Carlos, Kevin Carlos (Hashimoto 62’).

Goles: 0-0.

Árbitro: De la Fuente Ramos (comité castellanoleonés). Ha amonestado a Sergio Ruíz y Cabaco (roja directa) por parte local y a Sielva, Rubén, Tomeo, Timor y Pulido en el otro cuadro.

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la Segunda División. Choque celebrado en el estadio Los Cármenes.